tanto vivir y solo era una espera

t a n t o v i v i r y s o l o e r a u n a e s p e r a

15 mar. 2010

MADRID COMEDY CLUB


Me gusta el olor del Soul Station de Santo Domingo los miércoles por la noche: huele a... comedia. Es, tal vez, el laboratorio de humor más cuidado y variado de la noche madrileña. Por su micrófono ha pasado lo más granado y lo menos eficaz del panorama cómico nacional, desde artistas de reconocido prestigio televisivo hasta el más intolerable de los monologuistas, se han probado chistes, canciones, trucos de magia, bailes, improvisación... Jorge Segura lo dijo bien: el Madrid Comedy Club es el órgano sexual femenino de la Bernarda.
Me gusta el tono mediocre de su puesta en escena, su poética del borrador, del tachonazo, del "estamos probando", del guión. El humo de la máquina, la tensión de antes, el marujeo de después. Y el bolígrafo, tachando o editando la última perla de ingenio de la semana anterior, con ese rigor secreto y solitario necesario en la escuela del humor.
Tú ya me entiendes.

14 mar. 2010

volver


Me fui, porque hizo frío, estuve lejos, no tenía nada
que decir.
Tantas ventanas abiertas
en mi ordenador.
"He aquí el invierno que viene a grandes pasos"
Y eso basta.